lunes, 10 de octubre de 2016

Antigua Grecia

Tarea:

1- ¿Por qué Grecia en la Antigüedad no era un país?
2- ¿Cómo se dividía la sociedad (en general) en las polis griegas? ¿Eran sociedades jerarquizadas? ¿Por qué?
3- ¿Cuál fue la principal crisis que las polis experimentaron entorno al siglo VIIIa.C.? ¿Qué soluciones buscaron?
4- ¿Cuáles son las principales características que diferencian a Esparta de Atenas?
5- ¿Qué es la democracia y cómo funcionaba en Atenas en el siglo V a.C.?
6- ¿Qué importancia tenía la música en la antigua Grecia? ¿D dónde proviene la palabra Música?
7- ¿Qué similitudes y qué diferencias observas entre el teatro de la antigua Grecia y el que vemos en la actualidad? ¿Has ido al teatro alguna vez? Cuenta tu experiencia


:
Características geográficas.
“Los antiguos griegos se ubicaron en el sur de la península Balcánica, en las islas del mar Egeo, y en las costas de Asia Menor. Si comparamos el medio geográfico de Grecia con los otros que ya hemos estudiado –como los egipcios y los mesopotámicos- notarás las diferencias. El mar Egeo bordea las costas, entra en las ensenadas pequeñas, de forma que es posible navegar por todo ese mar, con las naves impulsadas por el viento o por la fuerza de los remeros. El mar es casi siempre azul, deja ver las piedras del fondo, aún en las partes más profundas. En invierno, si sopla el viento, el mar se vuelve gris y amenazante y es más peligroso navegar. Entonces los navegantes deben protegerse en las ensenadas, o navegar de isla en isla, buscando un lugar seguro. Es mejor, pues, navegar desde la primavera hasta el otoño, tanto para pescar, como para comerciar con lejanas regiones.
La tierra es pedregosa. Tiene altas montañas y profundos valles. En el centro de Grecia, al sur de la Tesalia, se encuentran los montes más altos, como el monte Parnaso. El clima es seco. Los inviernos son fríos desde setiembre hasta abril. Es la emporada de lluvias que, a veces baja como torrentes; incluso, suele nevar en las regiones más altas. Los veranos son cálidos, no llueve, el cielo siempre está azul y el aire es límpido. Hace calor, pero el aire que sopla del mar lo hace más agradable.
En la parte alta de las montañas, e incluso en sus laderas, es difícil cultivar la tierra. No es fértil, por lo tanto es preferible criar ovejas o cabras. En los valles, los montes naturales crecen y es allí el lugar apropiado para cultivar algo de cereales o, mejor aún, vid y olivo. El problema más grande es la falta de agua. No abundan los arroyos, el agua debe cuidarse. Durante la temporada de lluvias, el agua se deposita naturalmente en cuevas subterráneas, en fuentes, de donde fluye el resto del año. El campesino sabe dónde están esas fuentes y cómo el agua no debe dejarse correr en forma innecesaria. Debe llevarla con cuidado para regar los cultivos. Esas fuentes eran consideradas por los antiguos griegos lugares designados por los dioses.”

La Polis Griega


Antecedentes:

“A partir del milenio II a.C., diversos pueblos se fueron instalando en la península Balcánica. Eran los aqueos, jonios, eolios y dorios. Ellos se consideraban descendientes de un antepasado en común y se llamaban a sí mismos helenos, aunque nosotros los conocemos como griegos. No constituyeron una unidad política (como los egipcios)pero tenían idiomas similares y, más adelante, un mismo sistema de escritura; adoraban a los mismos dioses, se expresaban a través de similares creaciones artísticas y hasta tenían los mismos enemigos. Crearon así una civilización propia para diferenciarse de los “bárbaros”, como ellos llamaban a los extranjeros.
Los primeros en llegar fueron los aqueos, jonios y eolios. Practicaban la agricultura y formaron pequeños reinos, como el de Micenas. Recuerda que alrededor del año 1400 a.C. se produjo la decadencia de la civilización cretense. A partir de entonces, los aqueos de Micenas heredaron el dominio del mar Egeo y comenzaron a practicar el comercio marítimo. En base a los restos arqueológicos y al estudio de su escritura, se cree que el rey de Micenas era más importante que los demás reyes de las otras ciudades aqueas. De allí el nombre que recibió este período, el período micénico. Lo ubicamos entre los siglos XVI y XIII antes de Cristo. A través de un famoso relato épico, la guerra de Troya, podemos conocer el poder que tenían en esos años los aqueos.
Según relatan las leyendas, esta guerra se inició a consecuencia del rapto de Helena (esposa de Menelao) por parte de Paris (hijo del rey de Troya). Los aqueos, al mando de Agamenón, rey de Micenas y hermano de Menelao, formaron una inmensa flota para luchar contra Troya y rescatar a Helena. Lo que la historia descifra es que la guerra se produjo seguramente por motivos comerciales, ya que por su ubicación, Troya controlaba el acceso al mar Negro e impedía a los aqueos comerciar en esa zona. Según los estudios arqueológicos, la caída de Troya se habría producido en el siglo XIII a. C.
A partir del siglo XII a. Cl. Los dorios invadieron la región de Grecia. Durante ese período las ciudades aqueas se destruyeron y muchos aspectos culturales se perdieron, entre ellos la escritura.
Formación y descripción de la Polis:
A partir de las invasiones dorias, los griegos comenzaron a organizarse en ciudades-estado que en Grecia recibieron el nombre de Polis. Cada polis era una comunidad independiente y celosa de sus particularismos. Protegida especialmente por un dios, tenía un dialecto y una moneda propios. Su extensión era reducida y comprendía la ciudad propiamente dicha, la campaña de su alrededor y las aldeas que allí estuvieran. Una de las polis más grandes, Atenas, tenía una extensión de 2.650 kilómetros cuadrados. (…) Otras polis eran mucho más pequeñas. Por ejemplo, la isla de Ceos (cercana a Atenas) con una extensión de 24 por 12 km estaba dividida en tres polis independientes.
Los historiadores consideran que los pequeños valles divididos por montañas, que dificultaban las comunicaciones, favorecieron – sin embargo- el desarrollo de estas pequeñas comunidades en vez de una sola unidad política para toda Grecia. Cada polis tenía un puerto que le permitía practicar la pesca y el comercio; se destacaba, además, la cuidad alta o Acrópolis, lugar destinado a los templos de los dioses y desde donde se divisaba el mar y los barcos amigos y enemigos que llegaban. En la ciudad misma, artesanos y comerciantes se agrupaban en barrios donde trabajaban y vendían sus productos. El ágora, además de ser la plaza donde se podían intercambiar productos, era, para los griegos, un lugar muy importante: allí se reunían a discutir sobre problemas de la polis. Se buscaba un lugar especial para el teatro: se aprovechaban las laderas de alguna elevación para hacer las gradas en forma semicircular.
Lo más importante de esta comunidad eran sus habitantes. Mientras nosotros decimos Atenas, Esparta, Corinto, etc., ellos hubieran dicho la polis de los atenienses, la polis de los espartanos…Los asuntos políticos tenían que ver con el gobierno, pero también con la guerra, la educación, el comercio, el teatro, la poesía, o sea, con todo lo relacionado con la polis. Pero no todos los habitantes eran considerados ciudadanos, es decir, con poderes políticos. Esa situación fue diferente en cada polis y también según las épocas (…)





Organización de la polis (siglos XII al VIII a. C.)

En los primeros tiempos, cuando la escritura no se practicaba, la historia de cada polis se transmitía de padres a hijos, en forma de relatos orales. Algunos de esos relatos se convirtieron en poemas que eran recitados en todas las aldeas y todas las ciudades. Los conocemos como los poemas escritos por Homero, un poeta que vivió en el siglo VIII a.C. A través de sus poemas épicos – la Ilíada y la Odisea- conocemos las hazañas heroicas de hombres y dioses. La Ilíada relata parte de la guerra de los griegos, dirigidos por Agamenón, contra Troya. La Odisea, cuenta el retorno de Ulises (u Odiseo) desde Troya hasta se reino en Itaca. El período entre los siglos XII y IX a. C. se denomina siglos oscuros o período homérico.
Leyendo a Homero sabemos que todas las polis griegas se parecían en su organización. En cada una de ellas, las personas más importantes y poderosas eran los nobles, dueños de las mejores tierras de los valles (esas propiedades se llamaban oikós). Con orgullo, decían pertenecer a una gran familia, descendiente de un antepasado divino; y por lo tanto, eran guerreros, prontos a defender a toda la polis con sus armas. Como miembros de una misma familia, su tierra era propiedad común y no podía ser dividida. Los nobles eran quienes gobernaban la ciudad, en la Asamblea, en el Consejo, o ejerciendo la función de Magistrados.
Otro grupo social estaba integrado por pequeños propietarios de tierras, pero no las más fértiles, sino de las montañas (en la peroikis). También había artesanos y comerciantes. Todos ellos eran hombres libres pero no tenían los privilegios y la importancia de los nobles. Por ejemplo en el gobierno, sólo podían participar de la asamblea.
Los jornaleros eran más pobres que los anteriores, trabajaban la tierra de los nobles y, si bien eran personas libres, tenían pocos derechos.
Quienes no tenían ningún derecho eran los esclavos, conseguidos como prisioneros de guerra o por robos de los piratas.”

Crisis y transformaciones de las polis

“Los griegos comenzaron a fechar su Historia con la primera olimpíada (año 776 a. C.) Eran tiempos de crisis. ¿Por qué? La vida en la polis no era tan simple como antes. La población había crecido mucho. Debes recordar que la tierra en esa zona no es tan fértil como para conseguir alimentos para todos. Por otro lado la propiedad de la tierra en manos de los nobles – que no podía ser dividida-resultaba insuficiente para todos ellos. Se podía conseguir otras tierras en forma de propiedad individual, pero era la tierra de las montañas, más árida y difícil para plantar cereales, por ejemplo.
Los Campesinos se endeudaban cada vez más y acababan por convertirse en esclavos. (…)”

Soluciones ante la crisis

“Primera solución: La colonización.


Las consecuencias de la colonización fueron en principio favorables. Entre las colonias y sus metrópolis se practicaba un activo comercio, Los barcos – desde lejanas regiones- llevaban a Grecia granos de trigo y de cebada, en abundancia. Se comerciaba, también, estaño y hierro para las armas y las herramientas. Los barcos se hicieron más grandes y más veloces y el desarrollo del comercio favoreció el uso de la moneda.
Pero la llegada de cereales baratos a las polis griegas, si bien ayudó a que no hubiera hambre, arruinó a los agricultores, porque lo que ellos cultivaban era de inferior calidad y no podían competir.
En las polis los propietarios más ricos se dedicaron a cultivar otros productos, como la vid y el olivo que, a su vez, podían ser comerciados con esas lejanas regiones. Fue necesario, entonces, que los artesanos hicieran más y más vasijas capaces de contener los vinos y aceites.
Los comerciantes y los artesanos se enriquecieron. Toda la vida cambió. Ya no era posible que los nobles, que en tiempos anteriores habían tenido tanto poder, pudieran seguir ejerciéndolo. Tuvieron que compartirlo con los comerciantes y los artesanos, con los nuevos campesinos, con los soldados. Estos nuevos grupos con poder económico exigieron que las leyes, antes transmitidas oralmente, fueran puestas por escrito para que todos las conocieran.
La cultura griega se difundió por todas las regiones en donde se establecieron colonias. Recuerda que en la colonia se hablaba la misma lengua de la metrópolis. Los pobladores de las colonias mantuvieron las formas de vida, las leyendas de las polis madres, así como las creencias y la expresión artística.
Segunda solución: Esparta conquista el Peloponeso.
Esparta era una polis ubicada al sur del Peloponeso, una península montañosa en la que se destaca el monte Taigeto con una altura de 2400m y sus cumbres siempre nevadas. Tiene un solo valle fértil, el del río Eurotas, en la zona llamada Laconia. El río baja hacia el mar con aguas abundantes y heladas en el invierno. La zona no cuenta con buenas playas que sirvieran de resguardo para las naves. Allí se formó la polis de Esparta. (…)
Esparta tuvo su origen en el siglo IX a. C. y, como todas las polis griegas, sufrió la crisis. ¿Recuerdas en qué consistió esta crisis? Para solucionarla, no salió, sin embargo a fundar colonias en otras regiones, sino que conquistó la región vecina de Mesenia (en el Peloponeso) y dominó a sus pobladores. Desde el siglo VII a. C. fue una de las polis más extensas ya que llegó a controlar un territorio de 8400km2. Tuvo una organización política y social deferente a las otras polis y se destacó por su ejército.
El estado espartano era el propietario de todas las tierras del valle y las adjudicaba a razón de un lote para cada jefe de familia noble. Los nobles se llamaban a sí mismos, los espartanos o los iguales.
Además de la tierra, cada familia de espartanos recibía también una cantidad de ilotas para que la trabajaran. Los ilotas no eran personas libres – se los consideraba siervos-; pertenecían a la polis, no podían abandonar la tierra del espartano y no recibían ningún pago por su trabajo.
Existían también pequeños campesinos, propietarios de las tierras menos fértiles de las montañas. Eran los periecos, hombres libres pero sin derechos políticos. Algunos se dedicaban a la artesanía y al comercio en la ciudad, pero estas eran actividades poco importantes.
De todos los habitantes, sólo los nobles espartanos eran considerados ciudadanos y participaban de la vida política. El gobierno se organizaba con dos reyes, que ya no reinan solos, sino que formaban parte de un reducido Consejo de 30 ancianos (la Gerusía). Los Magistrados eran 5 (los éforos) y existía una asamblea que sólo votaba por aclamación las propuestas de los magistrados o del consejo. En la asamblea (Apella) participaban todos los ciudadanos, espartanos mayores de 30 años, pero no se les permitía discutir.
Los nobles espartanos dominaban, pues la vida política y económica de su polis. Como además, dominaban las regiones vecinas sometiendo a sus pobladores, la guerra se convirtió para los espartanos en la actividad más importante. Debían prepararse desde niños para ser soldados. (…) Se especializaron en la guerra terrestre. (…)
A partir del siglo V a. C. la ciudad de Esparta se fue encerrando en sí misma. No se permitía entrar a los extranjeros y el número de espartanos se redujo cada vez más. (…)

Tercera Solución: Atenas y la democracia.

Atenas se destacó en la historia de los griegos no sólo por su forma de gobierno – la democracia- o por su poder, sino también por el desarrollo de las artes. (…)
Para reconstruir su historia hemos imaginado el relato de un joven ateniense que podría habr vivido en a época de Pericles y llamarse Epístocles.
Soy ateniense. He nacido pues en la polis de los atenienses o Atenas. Nuestra polis ocupa toda la península del Ática. Es una de las polis más grandes que formaron los griegos. De cualquier manera, pese a su extensión, es posible recorrerla en dos días de marcha, de punta a punta del Ática.
Dicen que la tierra de la montaña es árida y la hierba es escasa. Hay montes que nos proporcionan una piedra calcárea para la construcción. De las minas de Laurión podemos extraer plomo y plata, y de las canteras, mármol blanco de grano fino. En los montes crecen arbustos como el pistacho, el mirto, la lavanda y la savia. Son plantas olorosas que atraen a las abejas. En la zona montañosa se crían ovejas y cabras.
Hay grandes llanuras. Una de ellas, la del Eleusis, está consagrada a la diosa Deméter, que es la diosa de la agricultura. Hay pequeños arroyos que permiten cultivar higueras, olivos y vides. En la costa se puede pescar y, en las bahías más profundas, los navegantes pueden proteger sus naves.
Cuentan nuestros antepasados que el origen de la ciudad estuvo en manos de Teseo, quien propuso a todos los habitantes del Ática vivir unidos en una sola polis. Teseo recorrió los poblados y las familias convencerlos de su proyecto.
La acrópolis, que es la parte alta de la ciudad, está situada a 5 km del mar. Esta colina estuvo consagrada desde tiempos lejanos a la lechuza. Por eso, ese animal es uno de nuestros símbolos. La diosa que nos protege es Atenea, quien nos regaló el olivo, y también Poseidón, el dios del mar, quien nos regaló el caballo. Ellos tienen sus templos en la Acrópolis, además de otros dioses como Zeus. Teseo consiguió formar una única polis, con autoridades comunes a todos los habitantes del Ática. Ese día es recordado aún con una gran procesión en honor a la diosa Atenea. Son las Panateneas.
Evolución hacia la democracia:
Debido a la extensión y la fertilidad de su territorio los atenienses no fundaron colonias. Pero de cualquier modo, en Atenas se hicieron sentir las consecuencias de la colonización. Llegaban al puerto los barcos con productos de todo el Mediterráneo y el comercio se desarrolló.
En el campo, convenía plantar vid y olivo en vez de cereales, ya que los cereales que llegaban de otras regiones eran mejores y más baratos. Pero dedicarse a esos nuevos cultivos lleva su tiempo. Los nobles, con mejores tierras pudieron hacerlo, pero, muchos campesinos, dueños de tierras en las montañas, contrajeron deudas o se convirtieron en jornaleros trabajando para los nobles. Cuando las deudas no se podían pagar, el campesino y hasta su familia pasaba a ser un esclavo por deudas.
El desarrollo del comercio permitió que se enriquecieran los comerciantes y artesanos pero no se los dejaba participar de la vida política con el mismo derecho que los nobles.
Las leyes igual que en las demás polis seguían siendo transmitidas oralmente, lo que quiere decir que sólo los nobles las conocían y por lo tanto, las aplicaban en su beneficio. Entonces se nombraron legisladores, funcionarios nombrados para poner por escrito esas leyes de forma que todos la conocieran. Uno de ellos fue Dracón. Con las leyes escritas, se podía evitar el abuso de los jueces, o las venganzas familiares. Pero, estas leyes no solucionaron todos los problemas.
Solón otro legislador, realizó medidas importantes. Redujo las deudas de los campesinos y prohibió la esclavitud por deudas. Estimuló el desarrollo de las artesanías. Organizó a los ciudadanos atenienses no de acuerdo a su nacimiento, sino en base a su riqueza, tanto para las funciones políticas como para las obligaciones con el ejército. La primera clase, los ciudadanos más ricos, debían pagar los suministros del ejército (barcos, armas). Los de la segunda clase, los caballeros, iban al ejército con su caballo y sus armas. El tercer grupo, era el de los hoplitas, los soldados de infantería pesada. El cuarto grupo, los jornaleros, que no tenían dinero para comprar armas o caballos, eran quienes cumplían las funciones de remeros en la flota ateniense. Los derechos políticos se distribuían de acuerdo a estas clases. Los de las dos primeras clases ejercían los cargos políticos más importantes y todos los ciudadanos podían participar de la Asamblea (…)
Lamentablemente no todos los atenienses quedaron conformes con las reformas de Solón. Hubo rivalidades entre ellos. Así subió al poder, Pisístrato, como un tirano. (…) Pisístrato era noble, pero buscaba ayudar a los pequeños campesinos. A ellos les concedió préstamos para trabajar sus tierras. Impulsó la construcción en Atenas de templos y caminos, con lo que dio trabajo a los artesanos. Apoyó también a los comerciantes. A su muerte, los hijos trataron de continuar con el poder, pero no lo lograron. Los atenienses querían vivir nuevamente según las leyes.
Subió entonces al poder, Clístenes, apoyado por un grupo de ciudadanos. Sus reformas consiguieron que Atenas fuera por fin una democracia. Logró terminar con el poder de los nobles, al dividir a la población ateniense según su lugar de residencia. Así, para ser ciudadano, debía ser nacido en el Ática, e hijo de padres atenienses. Todos los ciudadanos tenían el mismo derecho de participar en los órganos de gobierno. También promulgó una nueva ley, la del ostracismo, para que el pueblo pudiera votar el exilio de aquellos que amenazaran convertirse en tiranos.
Estas reformas de Clístenes, aunque no tuvieron el agrado de los nobles, no pudieron ser rechazadas, porque poco tiempo después comenzaron las guerras contra los persas.
La guerra contra los persas o guerras médicas.
(…) Hacia el año 494 a. C. las ciudades jonias de Asia Menor se rebelaron contra el rey persa Darío y pidieron ayuda a las demás polis griegas. Solamente Atenas y Eritea fueron en su apoyo. En el año 490 a. C., el rey Darío organizó una poderosa flota con el objetivo de castigar a Atenas. Después de dominar Eritea, se dirigió a Atenas. Los atenienses detuvieron a los Persas en la batalla de Maratón. No tengas dudas de que el ejército de los persas era mayor pero, los guerreros atenienses y su general Milcíades lucharon y pudieron derrotarlos. En el campo de batalla quedaron 6400 persas muertos, y solamente 192 atenienses. Para llevar la noticia de esta victoria hasta Atenas, un joven corrió los 42km que llevaban a la polis y, después de darla, falleció (seguramente el nombre Maratón te resulta familiar. En la actualidad, una maratón es una carrera en los jugos olímpicos modernos en honor de aquel corredor griego).
Aunque esta vez los persas fueron derrotados, se esperaba con temor que volvieran. En Atenas, Temístocles se preocupó por construir el puerto del Pireo y convenció a los atenienses de que la mejor defensa serían los barcos de guerra. Con el dinero de los atenienses se terminaron de construir 180 barcos llamador trirremes.
Diez años después de la batalla de Maratón, el rey persa, Jerjes, armó una inmensa flota y un poderoso ejército. Para trasladarlo a Grecia se dirigió a la zona de los estrechos del Helesponto. En ese punto, la distancia entre los dos continentes es de sólo un kilómetro y medio. Así los persas iban avanzando por tierra y por mar. Algunas ciudades griegas temían a los persas, pero no así los atenienses ni los espartanos, quienes no habían participando en la primera guerra. El primer encuentro tuvo lugar en el paso de las termópilas. Allí estaba el rey espartano Leónidas con 300 espartanos y soldados de todas las ciudades griegas. En esta oportunidad los griegos fueron derrotados y no quedó uno solo vivo. Desde allí, llegar a Atenas era fácil para la flota persa. Los atenienses, temiendo al enemigo, abandonaron la ciudad y se refugiaron en la isla de Salamina, frente al Ática, donde se llevó a cabo una batalla fundamental para el desarrollo de la guerra, la batalla de Salamina. Los barcos armados de Temístocles cumplieron su cometido y la flota persa fue derrotada. Al año siguiente, en la batalla terrestre de Platea y en la naval de Micala, los griegos volvieron a ganar. En esta última batalla quedó demostrado que todos los combatientes, ya fueran guerreros o simples remeros, eran importantes.Cuando ganaron estas batallas, los gobernantes de Atenas pensaron en organizar un liga que uniera a todas las polis y ayudara a liberar a las que aún estaban bajo dominio persa, en Asia Menor. La liga de Delos estaba formada por polis que aportaban barcos y dinero para su construcción y la dirección de la misma a cargo de estrategas atenienses.
Atenas se fue convirtiendo en la polis más importante y, en el año 454 a. C., trasladó el tesoro de la liga desde Delos a la propia Atenas. De este modo se aseguraría de tener un control mayor sobre todas las polis. (…)

 La democracia ateniense
Durante el siglo V a. C. Atenas vivió su período de mayor esplendor. No solo a través de la hegemonía marítima, sino también gracias al desarrollo del arte, la filosofía, y la democracia. (…)En la asamblea se presentaban los proyectos de ley preparados por la bulé, se discutía libremente y se votaban las leyes, la guerra y la paz. La asamblea también podía votar el ostracismo, para expulsar de la polis a quien se considerara peligroso para la democracia. La ecclesia debía elegir todos los años a los magistrados más importantes, como los estrategas (con funciones militares) y los tesoreros (para cuidar los bienes de la polis). Los otros funcionarios eran sorteados para que de esa manera, todos tuvieran las mismas posibilidades. De entre todos los ciudadanos, también se elegía por sorteo a los 500 integrantes de la bulé, el consejo encargado de preparar las leyes y a los miembros de la Helaia, el tribunal que juzgaba los delitos (…) Según los cálculos de los historiadores, Atenas llegó a tener una población entre 300.000 y 400.000 habitantes.

 De ellos, casi la mitad eran esclavos, obtenidos en guerras contra otras ciudades, capturados o comprados fuera de Atenas. Además residían en Atenas, unos 100.000 extranjeros o metecos, hombres libres y algunos muy ricos, pero sin derechos políticos. Para ser ciudadano ateniense, había que nacer en el Ática, ser hijo de padre y madre ateniense, ser varón y mayor de veinte años. Por lo tanto, también debemos dejar fuera de lso privilegios se la ciudadanía a las mujeres y a los niños. Se calcula que entre 35.000 o 40.000 fue la cifra máxima de ciudadanos.”

Textos extraídos de : “Pensar la Historia. 1er año C.B.” Ana Berais y otros. Edit. Contexto, Montevideo 2008. Pág. 73


"La Crisis del Mundo Griego"


“El debilitamiento de las polis griegas.
A principios del siglo V a. C., las ciudades griegas debieron enfrentarse con el poderoso imperio persa. Estas luchas conocidas como guerras médicas, fomentaron la unión de los griegos y las alianzas de las polis. Pero una vez pasado el peligro, se desató la competencia por la supremacía entre los dos Estados más importantes de la Hélade: Atenas y Esparta. Ambas polis se enfrentaron en la guerra del Peloponeso.
Los orígenes de las guerras médicas.
El conflicto entre griegos y persas tuvo su origen en la expansión del Imperio Persa hacia Tracia, Macedonia y las costas del Asia Menor. Las ciudades griegas vieron amenazado su control sobre las rutas comerciales que llevaban a las costas del Mar Negro. En esa zona, los griegos obtenían buena parte del trigo que consumían. Sin embargo, más grave para los griegos era el hecho de que la expansión persa ponía en peligro la concepción griega de la vida y la libertad misma de la polis.
Así, a principios del SV a. C., las dos civilizaciones se enfrentaron en las llamadas Guerras Médicas (llamadas así porque los griegos confundían a los persas con los medos). El detonante de la guerra fue la rebelión de las ciudades griegas de Asia Menor contra la dominación extranjera, en el 500 antes de Cristo. Atenas y otras polis griegas apoyaron a los rebeldes. Una vez sofocada la rebelión, Darío I, rey de los persas, decidió enviar una expedición para castigar la intromisión de los atenienses en su área de influencia.
Grecia, Muro de contención del poderío persa.
En el año 490ª.C. los persas desembarcaron en las costas del Ática. Los persas, que jamás habían sido vencidos, duplicaban en número a los atenienses. Pero estos, animados por el deseo de conservar la libertad, lograron vencer a los persas en la llanura de Maratón. Diez años más tarde, Jerjes, sucesor de Darío, intentó por segunda vez la conquista de Grecia. Esta etapa de la guerra fue más cruenta que la anterior. Atenas fue incendiada y semidestruida. Cuando todo parecía perdido para los griegos,, la flota ateniense destruyó la flota persa en la batalla naval de Salamina. Este triunfo alentó a los griegos que, acaudillados por atenienses y espartanos, derrotaron a los persas nuevamente.
La supremacía de Atenas.
Aunque los persas habían sido vencidos, se habían replegado en Asia Menor y continuaban siendo un serio peligro. Para frenar cualquier nuevo intento de agresión, distintas ciudades griegas decidieron crear un frente defensivo y formaron la Liga de Delos, liderada por jefes atenienses. Para financiar la construcción y el mantenimiento de la flota de la Liga, cada polis se comprometió a aportar anualmente cierta suma de dinero. Con ese dinero se constituyó un tesoro o fondo común que se guardó en el templo de Apolo, en la isla de Delos.
Pensada como elemento de defensa común, la alianza fue, sin embargo, utilizada poco a poco por Atenas para afirmar su predominio y convertirse en la gran potencia hegemónica.
En el año 554 a. C. usando como excusa la posibilidad de una invasión persa, el tesoro de la Liga fue trasladado desde Delos a Atenas. Desde ese momento, los dirigentes atenienses lo utilizaron en beneficio de la ciudad. Así durante el gobierno de Pericles (mediados del s V a. C.), el núcleo urbano fue reconstruido, se levantaron varias murallas y se embelleció la acrópolis con monumentales edificios. Atenas también logró imponer su moneda y el régimen político democrático en la mayoría de las polis que integraban la Liga. Paralelamente, y gracias a la flota aliada que sus jefes comandaban, Atenas logró mantener el control de las rutas comerciales que conducían al Mar Negro. La dominación política y económica de Atenas coincidió con la vigencia de la democracia y con el período de mayor florecimiento cultural de la antigua Grecia.
Algunos años más tarde, cuando Atenas intentó extender su área de influencia comercial sobre el Mar Jónico, se topó con la resistencia de la ciudad de Corinto, que buscó el apoyo de Esparta. Esta última ciudad había abandonado la alianza con Atenas, al finalizar las guerras Médicas y, recelosa del creciente poderío ateniense, había creado su propia liga, la Liga del Peloponeso. Desde ese momento, Atenas y Esparta compitieron por el liderazgo del mundo griego. En ese conflicto, no solo estaban en juego los intereses económicos, también se enfrentaban dos modos de vida diferente y distintas formas de concebir la organización de la polis.
La Guerra del Peloponeso
Entre los años 431 a. C. y 404 a. C., Esparta y Atenas se enfrentaron por tierra y por mar durante el conflicto que se conoce como Guerra del Peloponeso. Muchas ciudades fueron destruidas o seriamente dañadas. Finalmente, la guerra concluyó tras veintisiete años con la derrota de Atenas.
Tras la victoria, Esparta, la nueva potencia, impuso su política en toda Grecia. Gracias a la flota que construyó con la ayuda financiera proporcionada por los persas, pasó a controlar las principales rutas comerciales. Estableció gobiernos aristocráticos en todas las polis y persiguió a los partidarios de la democracia.
Atenas fue severamente castigada: se la obligó a reducir su flota, a destruir sus fortificaciones y perdió áreas de influencia. La democracia fue sustituida por una tiranía.
Tras una nueva lucha por la supremacía, esta vez entre Tebas y Esparta. Grecia quedó debilitada. Muchas ciudades habían sufrido serios daños, los campos quedaron devastados y la población masculina se redujo sensiblemente. Quedó así abierto el camino para la intervención de Macedonia, un reino ubicado al norte de Grecia, gobernada por un hábil monarca: Filipo II. (…)
El debilitamiento de las polis griegas tras la guerra del Peloponeso fue aprovechado por el rey de Macedonia Filipo II, quien venció la resistencia de las ciudades-estado y unificó toda la Hélade. Su hijo Alejandro, completó la obra creando un vasto imperio que se extendió desde el río Indo hasta Egipto.”


Extraído de “Historia I. De la Prehistoria a la Edad Media” Rosario Caticha, Silvia González, Alba Suárez.
Edit Santillana, Montevideo,2001. Págs. 204 a 206

miércoles, 3 de agosto de 2016

Primeras civilizaciones. Tarea especial.

Tarea. 

 Básate en el material aportado en esta entrada y en todo aquel que pienses que puede servirte, citando de donde extraes la información.

 1- ¿Dónde y cuándo surgen las primeras civilizaciones?
Construye una línea de tiempo y ubica el surgimiento de las primeras civilizaciones en cada continente en ella.
2-  En un planisferio marca las zonas donde surgieron las primeras civilizaciones de cada continente y la época en la que esto sucedió.
3-¿En qué cosas se diferencia una civilización de una aldea Neolítica?
4- Busca una imagen para ilustrar cada civilización que represente sus principales características culturales y geográficas.
5- ¿Qué actividades económicas y qué alimentos distinguieron a cada una de estas civilizaciones?
6-¿Cuál era la importancia del Estado, el gobierno y la religión para estas civilizaciones?
7-¿Qué problemática se vive hoy en la zona donde surgieron las primeras civilizaciones de la humanidad?


2

Arte rupestre en Chamangá



Tarea.
1- ¿Qué es Chamangá?
2- ¿Dónde se encuentra la mayor cantidad de pinturas rupestres en nuestro territorio?
3-¿Qué características tienen las pictografías que se presentan?
4-¿Quiénes se supone que las hicieron y por qué?
5-¿Cuáles son las principales amenazas que sufren y qué acciones se han tomado para protegerlas?

viernes, 22 de julio de 2016

Prehistoria en nuestro terriotorio

 La Banda Oriental del Río Uruguay antes de la llegada de los europeos.

El conocimiento sobre la prehistoria de nuestro territorio es aún limitado.
De acuerdo a la información obtenida por los arqueólogos, la presencia humana en esta zona, se remonta a, por lo menos, 10.000 años atrás, probablemente más. No han sido encontrados restos óseos humanos de esa antigüedad, pero sí fueron identificados restos de industria lítica (piedras con modificaciones hechas por humanos) que presentan similares características  a las de otros restos, datados en esa fecha, en la región.
El Cerro de los Burros y el valle del arroyo Tarariras, en Piriápolis, pertenecen a la "localidad arqueológica del Cerro de los Burros" en la que han sido estudiados 5 yacimientos y extraído piezas de piedra, similares a piezas extraídas en sitios de la Patagonia chilena y Provincia de Buenos Aires, datadas al rededor del 12.000 aC.. Este conjunto de yacimientos arqueológicos es uno de los más antiguos de nuestro país y la región.

En julio de 2013, la cima del Cerro de los Burros, fue declarada patrimonio arqueológico, cultural y natural departamental y en 2014 fue propuesto su ingreso en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Los primeros grupos humanos en poblar esta zona, eran cazadores nómades provenientes del norte. Trabajaban muy bien la piedra y estaban organizados (probablemente) en bandas familiares, para la obtención de caza y materias primas para instrumentos.

Los "cerritos de indios".



Hace aproximadamente 4.000 años, en la zona Este de lo que hoy es Uruguay, vivieron grupos humanos que conocemos hoy en día como "los constructores de cerritos".
Los arquéologos conocen sobre estos grupos, por las excavaciones realizadas en dichos "cerritos".
Los "cerritos" son montículos de tierra con un diámetro de entre 30 y 40 metros y una altura de entre 50 centímetros y 7,5 metros. Su finalidad era funeraria (tumbas de individuos con importancia social) y ceremonial.
Sus constructores pertenecían a sociedades con un número importante de individuos, con mayor sedentarización que la descripta por los conquistadores europeos, cierta jerarquización social y pautas culturales más complejas que las de otros indígenas de la región. Eran cazadores y recolectores semisedentarios, que aprovechaban todos los recursos de su hábitat: bañados, lagunas, praderas, palmares butiaseros y costa oceánica.
Los últimos constructores de "cerritos" fueron contemporáneos a la llegada de los conquistadores europeos.



Los tupí - guaraníes.

Estos grupos se extendían por gran parte de América del Sur, desde el Rio Amazonas hasta el Río de la Plata.
A estos grupos se les identifica por poseer tradiciones, sociales, religiosas y lingüísticas, comunes.
Eran agricultores y vivían en aldeas, complementaban su alimentación con productos de la caza, pesca y recolección. En esta zona, plantaban maíz, batata dulce, zapallo, maní, porotos, algodón y yerba mate. Elaboraban una bebida alchólica llamada cauy "agua de la borrachera", con maíz masticado y fermentado.
Vivían en casas comunales (malocas), defendidas por empalizadas (aunque en territorio uruguayo no se han hallado).
Eran poligámicos: la familia estaba integrada por un hombre, varias mujeres y sus hijos. 
Los consejos de ancianos y jefes eran la autoridad.Tenían hechiceros para curar enfermedades y ahuyentar malos espíritus. No eran frecuentes ni el robo, ni el homicidio.
Las mujeres vestían una túnica larga de algodón llamada tipoy y los hombres un taparrabo llamado tanga.
Eran excelentes canoeros, viajaban por los ríos Paraná, Uruguay y de la Plata, recorriendo nuestra zona.
Se instalaron en la región platense en el siglo XIV.

Cazadores y jinetes


"Los charrúas habitaron una extensa región pampeano-patagónica y llegaron a ocupar la mesopotamia argentina y la zona central del Uruguay actual. Eran cazadores de llanura de extraordinaria movilidad y en menor grado pescadores y recolectores. Su lengua no pertenecía a la familia tupí-guaraní sino tal vez al núcleo de las chaqueñas, que no han dejado vestigios. Formaban tribus reducidas que se conjuntaban o disgregaban según las necesidades.


Generalmente se ha asociado a los charrúas con otros grupos, como los guenoas, los yaros, los bohanes y los minuanes, formando parte de una "macro-etnia". A mediados del siglo XVII se los podía encontrar alternando en diversas partes del presente territorio uruguayo, probablemente debido a que las razzias de los bandeirantes en las costas rochenses y el traslado de grupos guaraníes para el poblamiento de Asunción, habían reducido sensiblemente el establecimiento de otros pueblos en la región.


Entre sus rasgos más notables puede señalarse la rapidez con que adoptaron el caballo y la lanza traídos por el español. Del mismo modo incorporaron el vacuno, al que primero cazaron y luego pastorearon, integrándose a las partidas de las primeras vaquerías.


El "mestizaje" en nuestro territorio.

Es común escuchar que en Uruguay no hay población indígena. Lo cierto es que las étnias que mencionamos se perdieron como tales, pero su herencia, en cuanto aporte genético y rasgos culturales específicos, perdura aún hoy.
 La antropología genética ha aportado datos sorprendentes. Estudios realizados a partir del ADN mitocondrial (cuya transmisión se realiza solo por vía materna), muestran que el 62% de la población de Tacuarembó tiene un ancestro indígena. Para Cerro Largo el porcentaje es del 30% y para Montevideo, de un 20%.
Otra línea ha seguido la incidencia del aporte amerindio a través de los grupos sanguíneos. En este caso, Tacuarembó presenta un 20% de este aporte y el promedio para el país es de un 10%; lo que implica que cada uruguayo tendría (al menos matemáticamente hablando) un bisabuelo indígena. La diferencia entre ambos resultados se debe a que en el primer caso se trata de herencia materna, y es explicable en tanto la mayor cantidad de uniones se dieron entre hombres blancos y mujeres indias y no a la inversa. Si el estudio se hace solo a través de la herencia paterna, los porcentajes de ascendencia indígena para todo el país están entre 0% y 5%, y las cifras más altas no superan el 10%." 1
Además de la herencia biológica, se mantienen costumbres, (como la de tomar mate), palabras (gurí y che, por ejemplo) y usos medicinales de la flora nativa, que dan cuenta de la mezcla cultural en nuestro territorio.

domingo, 10 de julio de 2016

Poblamiento de América

Existen múltiples tesis sobre el poblamiento de nuestro continente.
Algunas teorías expresadas hace mucho tiempo, estaban basadas en "mitos", en explicaciones fantásticas de la realidad. De allí que escuchemos cuentos explicando que los primeros pobladores de América provenían de un lugar que se hundió en la Antigüedad, llamado "Atlántida"; otros cuentos, como los relatos bíblicos, aseguran que fueron personas miembros de 10 tribus perdidas del pueblo de Israel; otros que podrían ser sobre vivientes del "Diluvio"...pero todas esas teorías no responden a las pruebas del conocimiento científico.
Otras teorías, en principio científicas, fueron descartadas por falsedad de pruebas (por ejemplo cráneos de animales que se pensaron de homínidos).
Las teorías que sostienen que el hombre americano es un tipo de homo sapiens propio del lugar, son llamadas teorías Autóctonas, pero ninguna de ellas es aceptada científicamente.
Las teorías científicas aceptadas, son todas de tipo "Alóctonas", consideran que el humano americano provino de otros continentes.
¿Cómo y cuándo es entonces que se pobló América?
Las tesis que proponen un poblamiento tardío o reciente de 12.000 años aproximadamente. Las que proponen un poblamiento temprano plantean que pudo producirse hace unos 30.000 años.
En la actualidad se Plantean como posibles respuestas las siguientes teorías:
Teoría de A. Hrdlicka.
Este autor plantea la llegada de pobladores desde el Estrecho de Bering (N.E. de Asia, atravesando un puente de tierra, producido por la conversión de agua del Océano Ártico en hielo, producto de la última glaciación), hasta Alaska (N.O. de Norteamérica). Hoy los científicos consideran que pudo haber sucedido hace más de 30.000 años. Posiblemente estas personas seguían el rastro de la Megafauna (como mamuts y bisontes) que estaban acostumbrados a cazar. Otra posibilidad es que hicieran la misma ruta, pero cruzando por mar, atravesando las islas Aleutianas. Desde Alaska, los pobladores habrían ocupado América del Norte y continuando su recorrido hacia el sur, llegaron a Mesoamérica y luego a América del Sur (por las costas del Océano Atlántico o del Pacífico) llegando hasta Tierra del Fuego.
"Según los investigadores, el recorrido desde el norte hasta el sur habría durado unos cientos de años, si navegaban en pequeños botes por las costas, o más de mil años si lo hicieron por tierra. Estos pobladores eran cazadores y seguían a sus presas.
Como pruebas los arqueólogos han encontrado en América del Norte yacimientos con una antigüedad de 12 mil años. Los restos de animales, mamuts y bisontes puntas de flechas y restos humanos nos demuestran que allí vivieron cazadores de grandes animales. También se han encontrado otros yacimientos arqueológicos, algunos en América del Sur, mucho más antiguos. En ellos hay restos de animales y de posibles construcciones humanas, pero no restos óseos humanos."
Hoy en día se utilizan mucho los análisis de ADN, para determinar si algunas poblaciones están "Emparentadas". A través de estos datos, y la información sobre pautas culturales, se determinó que los esquimales (o inuit) habrían llegado desde Siberia hace unos 5.000 años, navegando por el mar de Bering.

Teoría de Paul Rivet.
Este antropólogo francés, propuso que los pobladores de América habrían provenido de múltiples lugares, en distintas oleadas migratorias. Rivet plantea que no sólo habrían ingresado por el norte, sino que desde la Polinesia y Oceanía, navegando por el O. Pacífico, habrían arribado a América central y del Sur.
Rivet fundamenta su teoría en pruebas similitudes culturales como danzas, lenguaje, herramientas, cultivo en terrazas, en semejanzas óseas entre los pobladores de las regiones nombradas y en el hecho de que los polinesios navegaron buena parte del Pacífico (facilmente podrían haber navegado hasta América). En distintas oleadas, este poblamiento habría sido hace unos 5.000 años.

Teoría de Mendes Correa.
Este autor plantea que habría existido una ruta desde Australia, pasando por Antártida (más templada que hoy) hasta Tierra del Fuego.

Las dos últimas teorías no han sido comprobadas ni desechadas totalmente.

A continuación se presenta un audiovisual que ilustra lo planteado.



Tarea:
1 Explica qué quiere decir teorías alóctonas y teorías autóctonas de poblamiento de América.
2 Explica cuáles de estas teorías son las más aceptadas científicamente y por qué.
3 Busca un planisferio con centro en el O. Pacífico y marca las posibles rutas de poblamiento.
4 Busca información sobre los hallazgos del Cerro de los Burros en Piriápolis y su relación con las teorías de poblamiento de América

miércoles, 8 de junio de 2016

Prehistoria





La Prehistoria es la etapa más larga en la historia de la humanidad. Se caracteriza por la falta de fuentes escritas ¿por qué? porque la Prehistoria se extiende desde la aparición del hombre hasta la invención de la escritura.
¿En todo el mundo la Prehistoria sucedió en el mismo momento? No. Un ejemplo de esto es que los humanos no poblaron todo el mundo en el mismo momento, y no  se comenzó a escribir simultáneamente en todo el mundo.
Para el estudio de la Prehistoria, podemos marcar dos grandes períodos: Paleolítico y Neolítico, aunque muchos autores hablan de un Mesolítico entre ambos.
A continuación desarrollaremos las características de estas etapas.

PALEOLÍTICO

El Paleolítico es el período más largo de la Prehistoria.

Su significado etimológico es "Antigua Piedra", referido a las técnicas más antiguas utilizadas para fabricar herramientas, aplicadas a la piedra (primer material empleado por los homínidos para tal fin). Este período se divide en tres etapas de distinta duración:

El Paleolítico Inferior

Se extiende desde que aparece el primer hombre del género Homo , hasta el 125 000 antes de Cristo.

En esta etapa se desarrollan el Homo habilis y el Homo erectus.

Los instrumentos que elaboran son toscos, destacan las hachas de mano o bifaces.

En la imagen chopped, lasca, núcleo,y bifaz de Atapuerca y de San Isidro.










Paleolítico Medio

Se desarrolla entre el 125000 y el 40000 antes de Cristo.

En Europa se desarrolla el Hombre de Neanderthal.

Continuan elaborando los mismos materiales líticos que en la etapa anterior, mejora la técnica y se desarrolla la tipología lítica (se crean los instrumentos con finalidades específicas).

En la imagen bifaces, raederas, punzones,... Observa como la técnica es mas detallada



El Paleolítico Superior

Abarca desde el 40 000 a. C. hasta el 10 000 antes de Cristo.

Se desarrollan las culturas creada por el Homo sapiens sapiens. En Europa principalmente es la cultura del Cro-Magnon.

Su industria lítica es muy elaborada: se realizan instrumentos líticos con mucha precisión y especialización. Emplean otros materiales como el hueso. (Arpones de hueso, puntas de flecha, raederas y raspadores, etc.)



El texto, en su mayoría, y las imagenes superiores, fueron extraídos de la página:

http://www.irabia.org/web/sociales1eso/831divisionpaleolitico.htm


¿Cómo vivían los humanos Paleolíticos? Ya hemos trabajado acerca de la forma de vida de diferentes homínidos, sobretodo en clase; ahora nos interesa ver cómo vivían los humanos del Paleolítico superior, por lo tanto, veremos características que inauguran los Homo Sapiens Neanderthal y los Homo Sapiens, pero sobretodo veremos formas de vida de los Homo Sapiens Sapiens.






El Arte en el Paleolítico. La Música.


Contrariamente a lo que se suele pensar sobre los hombres y mujeres de este período, poseían una sensibilidad artística desarrolada, generalmente vinculada a ritos mágico-religiosos.



A continuación, transcribo un texto extraído de la página:

www.soundcenter.it/concertispain.htm

"(...)los primeros instrumentos musicales, piedras, semillas, maderas, conchas, huesos, cuernos empleados como percusiones, silbatos, flautas, trompetas, lengüetas, arcos, rombos. Prototipos, hallazgos originales, réplicas de la prehistoria e instrumentos musicales de las distintas culturas étnicas primitivas. (...)En los orígenes de la música, en particular en la invención de los instrumentos musicales, la fase principal de la experimentación està situada en la prehistoria de la humanidad.

Los objetos sonoros identificados comparecen hace 40.000 años con el acontecimiento del Homo Sapiens Sapiens en el Paleolítico superior, paralelos al arte simbólico y figurativo y están entre los primeros restos artificialmente perforados. Instrumentos que producen sonidos arquetipos, la base del lenguaje sonoro y musical universal, con frecuencias e impulsos rítmicos fuertemente psicoacusticos y psicodélicas (que activan la psique), empleadas en el chamanismo y en los cultos mistéricos de la antigüedad.(...)"



Busca en el diccionario los términos que no comprendas, sobretodo: étnico, simbólico, figurativo, arquetipo, psique y chamanismo. En clase discutiremos este texto.



ARTE PALEOLÍTICO. PICTOGRAFÍAS Y PETROGLIFOS



Imagenes de la cueva de Altamira.

Para los historiadores, el arte de las cavernas, es una fuente de gran utilidad, que nos ayuda a comprender la forma de vida de nuestros antepasados.

Los homo sapiens sapiens del Paleolítico superior, pintaron en cuevas, y grabaron y tallaron sus piedras.
Muchas veces apelaron a representaciones de tipo naturalistas, y otras a figuras abstractas.



Podemos distinguir dos manifestaciones: el ARTE RUPESTRE (obras pictóricas) y ARTE MOBILIAR (obras escultóricas). Las segundas podían consistir en: colgantes, armas decoradas, estatuillas, etc. Las más conocidas son las "Venus".

En cuanto a las pictografías, las cuevas de Lascaux en Francia, y Atamira en España, son las más reconocidas y admiradas.



Imagenes de Lascux

Responde:
¿Cuáles son los temas representados en las pinturas?

¿Qué animales aparecen?
Realiza una lista mencionando los colores empleados.

Investiga: ¿con qué fueron hechas? ¿Cómo fueron pintadas? ¿Por qué duraron tanto tiempo?

Busca mterial sobre pictografías y petroglifos en nuestro territorio, responde:¿son los mismos temas? ¿tienen la misma antigüedad?
Lee con atención y responde ¿cuántas teorías distintas, nos dice el autor del texto que existen acerca de por qué fueron hechas las pinturas rupestres?

Lectura:
"(...)El descubrimiento del arte paleolítico dio un nuevo vuelco a los debates sobre la “humanidad” del hombre, su evolución y las supuestamente sofisticadas características del hombre moderno. ¿Como era posible que unos seres humanos primitivos hubieran alcanzado una perfección artística tan notable? ¿Qué sentido tenían aquellas pinturas hechas en lo más profundo de una cueva?. Para muchos y durante mucho tiempo aquellas pinturas eran tan incomprensibles dentro de su esquema de conocimiento del “hombre primitivo” que no podían ser otra cosa que falsificaciones. Sanz de Santuola murió sin ver reconocido su descubrimiento, despreciado y vejado por los “especialistas” de su tiempo. Hasta 1902 en que el prehistoriador Émile de Cartailhac publicó su “Mea culpa d’un sceptique” después del descubrimiento en Francia de otras cuevas decoradas similares a Altamira, la prehistoria no reconoció la autenticidad de las pinturas.

A partir de entonces la investigación siguió varios frentes. En primer lugar la búsqueda y catalogación de nuevos yacimientos con pinturas rupestres. En segundo lugar, el estudio de las técnicas, pigmentos y tipologías de las pinturas halladas en las cuevas. Por último los investigadores trataron de explicar las razones que llevaron a los hombres del paleolítico a pintar aquellos signos y aquellos animales en las cuevas. Hoy podemos afirmar que en cuanto al primer punto y el segundo los avances han sido notables. El catálogo de cuevas con pinturas alcanza el número de 324, distribuidas fundamentalmente por el sur de Francia y el norte de España.A Altamira se sumaron otros grandes yacimientos como Lascaux que dieron una idea más completa del alcance e importancia de la pintura paleolítica. También nuestro conocimiento sobre la técnica pictórica es poco menos que completa, precisamente el intenso estudio sobre las técnicas ha permitido realizar reproducciones tan fidedignas como la que hoy puede verse en el Museo de Altamira. Mucho más endebles son nuestros conocimientos sobre el significado de las pinturas, sobre su sentido cultural o social.

Las primeras teorías, aun presas de la admiración que despertaron las pinturas, entendieron estas como un claro ejemplo de el arte por el arte, el goce estético como única razón para la pintura, una manifestación artística posibilitada por una sociedad que merced a la técnica y a su organización podía permitirse espacio para el ocio y por tanto, espacios para actividades perfectamente inútiles en términos alimenticios. A estas consideraciones poco convincentes siguieron estudios que vinculaban las pinturas con algún tipo de pensamiento mágico propiciatorio, se pintaban los animales que querían cazarse, aquellos de los que dependía la supervivencia de la comunidad en este sentido los estudios del abate Breuil, fueron muy impotantes. Sin embargo esa explicación dejaba fuera todas las pinturas simbólicas que adornaban las cuevas, los claviformes, los tectiformes, los puntos, las manos……. La explicación siguió entonces buscando implicaciones mágicas y simbólicas pero por otro camino. Leroi-Gourhan, destacó que los animales tenían valores simbólicos y que en las cuevas los ciervos se oponían a caballos o a ciervos, y que los símbolos también se oponían marcando una diferenciación sexual, unos eran símbolos masculinos otros femeninos, completándose los unos a los otros dentro de un marco que era entendido como femenino, la propia cueva. Más recientemente, superando las ideas de Gourham, cada cueva ha sido vista como un santurario particular con su código específico, un código que se intuye pero que resulta difícil de entender, así los estudios realizados en este sentido por autores como Bernaldo de Quirós en Altamira destacan la unidad de sentido de cada cueva, de cada santuario.
En este estado de cosas tenía yo mi particular conocimiento hasta la lectura de este libro, \”La mente en la Caverna\” de David Lewis-Wiliams, un especialista en arte rupestre para quien las pinturas de las cuevas están relacionadas con lo que el llama “chamanismo”, refiriéndose a una serie de prácticas mágico-religiosas en las que el uso de sustancias psicotrópicas o estados inducidos de aislamiento y concentración llevan a sus protagonistas a experimentar visiones. Estas visiones son para sus protagonistas puertas de comunicación a otros espacios de la realidad, a otras dimensiones, en las que aparecen animales y símbolos dotados de significados iniciáticos y ejercen de guías de los sujetos sometidos a estas experiencias. La cueva sería una especie de membrana de comunicación entres estos mundos, las pinturas serían la plasmación de las visiones percibidas en los arrebatos mágicos de los chamanes. En esta teoría serían esenciales los chamanes, aquellos individuos dotados de una especial sensibilidad para las visiones o aquellos individuos que conocían los ritos, técnicas y sustancias que se precisaban para abrir esas puertas de la percepción que se pretendían. Para Lewis-Williams la capacidad para crear mundos paralelos, dotar de significado profundo a las visiones y la compleja sustancia de los sueños y las construcciones simbólicas a ellos asociados, está unida a la evolución del cerebro humano. (...)" fragmento del artículo "Arte palolítico y chamanismo" en la página web http://davidprofesociales.wordpress.com/2008/07/22/arte-paleolitico-y-chamanismo paleolitico-y-cha manismo



Las "Venus" son consideradas símbolo de fertilidad, protectoras de la familia.


Estas figuras tienen en común la exageración de sus caracteres sexuales: senos, vulva vientre, y caderas. Si observan con detenimiento, no tienen cara...no retratan a una mujer, sino al sexo femenino.






NEOLÍTICO


El Neolítico es la última etapa de la Prehistoria, luego del Mesolítico.

El origen de la palabra es griego, y quiere decir "piedra nueva", se refiere a una nueva forma de trabajar la piedra: pulida.

Esta etapa se diferencia también, por las nuevas formas de subsistencia que se inauguran: se practicó la agricultura, y se domesticaron animales; pasando a ser, el hombre, productor de su alimento. Dada la importancia de esas nuevas formas, algunos historiadores optan por referirse al período como "Revolución Neolítica".


En este período, los grupos humanos comienzan a sedentarizarse, formándose las aldeas.

Como ya sabemos, las etapas no se dan de igual forma y en el mismo momento en todo el mundo. Sin embargo, hablamos de Neolítico, a partir del 10.000a.C. hasta el 3.500 a.C

Más abajo se desarrolla el tema, pero antes, intenta un ejercicio:



Las imagenes que más arriba encuentras, son representaciones sobre cómo era la vida en las aldeas neolíticas.

Comparalas con la forma de vida del Paleolítico.

Completa el cuadro comparativo de clase, donde se detalla: vestimenta, actividades, vivienda, forma de vida, herramientas, técnicas manuales, agrega otro ítem o ítem que consideres.

Puedes hacerlo con palabras o con imagenes.

Herramientas neolíticas



Casa neolítica.



Vasija de cerámica neolítica




Algunos de los objetos usados en el Neolítico.


"La vida en el Neolítico"

" La transición al período Neolítico fue precedida por una fase en la que el modo de subsistencia basado en la caza mayor dejó lugar a la caza y recolección de variadas especies.
El Neolítico comenzó hace al rededor de 10.000años, en el Cercano Oriente y desde allí se difundió a Europa. Sin embargo el el Cercano Oriente no fue la única área de invención de los rasgos técnicos y materiales característicos de este período. En otras regiones-como en Mesoamérica y Andes Centrales- surgieron, de manera independiente, comunidades de agricultores y pastores.
Atraídos por los restos de las plantas silvestres de cereal, algunos animales se acercaron a los grupos recolectores. Los hombres del Neolítico comenzaron a domesticar animales en vez de matarlos, y así se aseguraron su carne y su leche. Se originó entonces la actividad pastoril.
Las primeras especies domésticas fueron la cabra, la oveja, el buey, el caballo, el cerdo y el perro.
Hacia la misma época, las mujeres observaron que donde caían semillas silvestres aparecían nuevas plantas. Esta observación las llevó a a experimentar con las semillas y comenzaron a sembrar. Esta "domesticación de los vegetales" se produjo en distintos lugares de Asia y África, hace unos nueve mil años antes de Cristo.
Al principio los agricultores fueron semi nómades limpiaban una zona, sembraban, cosechaban, y luego de un tiempo de trasladaban a otro lugar. Tres mil años más tarde, los agricultores se asentaron junto a los grandes ríos de Asia y del noreste de África (el Amarillo, el Indo, el Tigris, el Éufrates y el Nilo), donde la tierra era más fértil, Para asegurarse el agua para el riego, construían dique y canales. las primeras especies cultivadas fueron los cereales: trigo (en Oriente Medio y Europa), el arroz (Asia) y el Maíz (América).
Las pinturas rupestres de los comienzos del Neolítico reflejan una nueva relación del hombre con la naturaleza: se observan menos escenas de caza y, en cambio, actividades como la siembra, la cosecha y la recolección de miel. También son comunes las imágenes de la "Diosa Madre", estatuillas femeninas que representan la fertilidad de la tierra.

"El excedente y las nuevas relaciones entre los hombres"

La necesidad de vigilar los cultivos y los rebaños hizo que los hombre se volvieran sedentarios y los clanes se fueran agrupando en aldeas. En las aldeas vivían varios clanes. Cada aldea tenía un jefe. Ese jefe gobernaba con ayuda de una asamblea, integrada por los jefes de cada clan.
La domesticación de plantar y animales también permitió tener mayor disponibilidad de alimentos, lo que posibilitó el aumento de la población. A su vez los excedentes de la producción (lo que quedaba de la cosecha y cría de ganado una vez que el grupo había satisfecho sus necesidades) permitían contar con reservas de alimentos en caso de sequías o inundaciones. Mediante el trueque, esos excedentes se podían intercambiar por productos que la aldea necesitaba y no producía.
La existencia de los excedentes permitió que un sector de la población abandonara el trabajo en la tierra para dedicarse a otro tipo de actividades. En las aldeas neolíticas se inició, entonces, la división del trabajo: los productores de alimentos mantenían a los habitantes de la aldea, los artesanos creaban los objetos necesarios para los integrantes de la comunidad y los sacerdotes dirigían la relación con los dioses a través de plegarias, sacrificios y ofrendas. La división del trabajo generó, gradualmente, diferencias de riqueza y de poder entre los habitantes de la aldea."

"Las innovaciones técnicas"

"El hombre del Neolítico ejerció un control parcial de la naturaleza. Este control incluía la selección de semillas, el abono de la tierra, la tala de bosques y la construcción de diques y canales de riego. Esas tareas requerían el empleo de nuevas herramientas. La piedra tallada y pulida era el principal material para la fabricación de herramientas. Los surcos en la tierra, por ejemplo, se abrían con azadas de piedra y madera.
En las aldeas se comenzó a fabricar cerámica, con fines domésticos o religiosos y para almacenar Más tarde se la coció en hornos. La rueda comenzó a usarse en el Neolítico. A fines de este período aparecieron los primeros vehículos, que eran carros con ruedas macisas de madera, tirados por bueyes o asnos.
Las fibras vegetales (como el lino y el algodón) y la lana de cabra o de oveja permitieron desarrollar la técnica del hilado y del tejido. Con fibras vegetales más gruesas, como el mimbre, tejían cestos y esteras."


Artículos extraídos del libro "Historia I. De la Prehistoria a la Edad Media" de R. Caticha, S. González y A. Suárez, Editorial Santillana, Montevideo 2001, páginas 48 y 49